Los gremios del transporte público, vitales para la contundencia de un paro nacional, confirmaron su adhesión a la medida convocada por la CGT para el 25. Así lo acordaron los colectiveros de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y los maquinistas de trenes de La Fraternidad.

Cabe recordar que la huelga del 18 de diciembre pasado, la tercera contra la gestión del presidente Mauricio Macri, no fue total, por la decisión de la UTA de prestar servicios ese día y de La Fraternidad de correr algunos trenes pasadas varias horas del inicio de la acción.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, llamó en varias ocasiones a Fernández y a Maturano “con argumentos que iban desde la necesidad de apuntalar al Gobierno en un momento de debilidad política hasta la inminencia del debate por la reapertura de sus respectivas paritarias, cerradas en la primera etapa del año con aumentos en el rango oficial del 15 por ciento”.

El lunes, en una reunión en el gremio estatal UPCN, la mesa chica de la CGT confirmó que el paro será el 25 y por 24 horas, frente a algunos planteos por adelantarlo e incluso adicionarle una protesta callejera.

Comentarios