Ni uno, ni dos, ni tres: diez fueron las vueltas completas que un Porsche 911 dio antes de quedar detenido con el techo sobre el asfalto en Nürburgring, el famoso circuito conocido como el “Infierno Verde” alemán.

Ocurrió en una carrera de VLN Endurance Championships y el piloto al volante era John Shoffner, que fue llevado a un hospital pero increíblemente sufrió heridas menores, según detalló el medio Carscoops.

El video, subido a Youtube por Eifeler888, permite ver la escalofriante secuencia: el auto entra de costado a una curva a la derecha, se “traba” y comienza la alocada carrera de giros a toda velocidad.

Gracias a la estructura del auto, el habitáculo del mismo se mantuvo sin grandes deformaciones, lo que sin duda permitió que el piloto saliera solo con heridas poco importantes.

Comentarios