Obesidad: El CEPTA recibe más de 4.000 consultas por mes

La obesidad es un problema de salud pública y así lo entiende el Ministerio de Salud Pública de la provincia. El Centro Provincial de Trastornos Alimentarios, ubicado en calle Lamadrid 623, lleva el seguimiento y control de unos 1.200 pacientes actualmente.

Funciona desde las 7:30 hasta las 17 horas y recibe mensualmente entre 4.000 y 4.500 consultas. “Habitualmente recibimos a pacientes derivados de CAPS y hospitales, así que la recomendación es que se acerquen a estos efectores y a través de ellos los atenderemos”, comenzó contando la directora del CEPTA, Alejandra Caram.
La referente aconsejó, sobre todo en esta época del año, consumir mucho líquido, frutas y verduras; además de realizar actividad física adaptada para evitar los golpes de calor, como pileta o ejercicios al aire libre.

Por su parte, el coordinador del Programa de Atención Integral de la Obesidad, Francisco D’Onofrio, aclaró que dicho programa funciona dentro del CEPTA. “El proyecto para este año es conformar nodos en las diferentes áreas de la provincia para tener un control y un seguimiento y así poder realizar la prevención, diagnóstico y tratamiento de pacientes con obesidad”, informó.

Cabe destacar que el abordaje de esta patología está apuntado mayormente a pacientes sin obra social. También se recibe personas con obra social para las consultas iniciales del tratamiento.

Uno de los cirujanos del CEPTA, Juan Pablo Mendoza, comentó que no cualquier paciente con obesidad puede someterse a una cirugía bariátrica. “Es para personas con más de 50 de índice de masa corporal, siempre y cuando haya cumplido un tratamiento multidisciplinario previo”, aportó.

Por último, la nutricionista del centro, Dolores Moncasio, contó que cuando el paciente llega, es evaluado por un médico y luego es derivada para los tratamientos nutricionales. “Procuramos que sea un cambio de hábitos alimentarios y que vaya modificando de a poco eso. La idea es que lo que se aprenda aquí sea para un largo periodo. Cada persona es evaluada y, según su situación de salud y personal, se le da un tratamiento. La familia ocupa un rol muy importante”, agregó.

Comentarios