El lanzamiento de un nuevo misil intercontinental por parte de Corea del Norte durante la madrugada desató una catarata global de reacciones hoy entre líderes y organizaciones internacionales que subrayaron el «grave peligro» de la acción militar y la necesidad de adoptar nuevas sanciones.

Poco después de confirmado el lanzamiento, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se comunicó con sus pares de Japón, Shinzo Abe, y Corea del Sur, Moon Jae-in, para analizar junto a sus aliados en la región la gravedad del nuevo desafío norcoreano y evaluar los pasos a seguir.

En su llamada a Moon, los dos líderes subrayaron el «grave peligro» que supone el lanzamiento del misil «para el mundo entero».

Comentarios