El decano se impuso frente a Central con un golazo de Gervasio Núñez desde 33 metros. Ambos equipos habían salido a la cancha con mayoría de jugadores habitualmente no titulares, guardando lo mejor para el próximo viernes cuando se enfrenten por el decisivo partido semifinal por Copa Argentina.

Ricardo Zielinski sorprendió con el planteo, un tanto mezquino, al poner un defensor en el medio campo. Pero le salió bien, defensivamente Atlético no pasó apuros porque García y Cabral estuvieron firmes, salvo algunas pifias de Yonathan. Gonzalo Freitas cada vez juega mejor, hoy fue un gran tapón en el medio y distribuyó bien las salidas del equipo.

En el primer tiempo no pasó mucho, una de Blanco que se encontró solo y definió de primera por arriba y un para Central, primero de Zampedri,  que le peleó la pelota a Cabral y luego tiró una masita y un disparo desde afuera bien controlado por Alejandro Sánchez, dicho sea de paso, un muy buen arquero que tranquilamente podría ser titular, pero el decano lo tiene al Laucha Luchetti que se convirtió en ídolo.

Al finalizar la primera mitad, daba la sensación de que si apretaba un poquito el acelerador, Atlético podía traerse la victoria del Gigante de Arroyito.

La segunda parte comenzaba sin cambios y con un Atlético que fue más inteligente que su adversario. Risso Patrón, que no subió en el primer tiempo, se animó más en el segundo, y Atlético tenía llegada por derecha e izquierda. A los 8 minutos, le quedó la pelota picando al Yacaré que metió un bombazo impresionante desde 33 metros (un gol que quizás todo el pueblo Decano esperaba para que el jugador tome más confianza) para poner el 1 a 0 que sería definitivo.

Francisco Grahl tuvo el segundo después de una gran jugada por izquierda que armaron entre él, Risso Patrón, Nuñez y pared con Blanco para quedar solo frente al arco, pero la volea se fue afuera.

Luego Rosario intentó con pelotazos frontales que fueron todos neutralizados por los centrales tucumanos. Paolo Montero metió algunos titulares como Camacho y Ruben para acompañar a Zampedri pero de nada sirvió. Hubo dos expulsiones, Leguizamón se fue a las duchas por el lado de Central, y en Atlético vio el cartón rojo más tarde, Nicolás Romat.

A los 96 minutos terminó el encuentro que tuvo al Decano como gran ganador de este primer round entre ambos clubes. En 6 días se verán las caras de nuevo, esta vez pondrán toda la carne al asador, y Atlético querrá traerse una victoria de Formosa y seguir escribiendo la mejor de las historias del fútbol tucumano y del norte.

 

Comentarios