Después de perder ajustadamente ante Estados Unidos (62-70), el seleccionado argentino de basquetbol femenino perdió los puntos del partido que debía jugar hoy contra Colombia en los Juegos Panamericanos de Lima y quedó sin posibilidades de jugar por alguna medalla.

Un auténtico papelón les privó a Las Gigantes de la chance de avanzar en la competencia. Al seleccionado nacional le correspondía utilizar ropa clara, pero llegó al estadio Eduardo Dibos con indumentaria oscura.

Advertidas las autoridades del encuentro de la situación, una vez transcurrido el tiempo reglamentario de espera, como no llegaron las camisetas claras, a la Argentina se le dio por perdido el partido por «negligencia logística».

La Confederación Argentina de Basquetbol fue dando cuenta paso a paso del episodio a través de su cuenta de Twitter. Vale acotar que el equipo de mujeres no tuvo utilero a disposición y tras el bochorno, renunciaron el Jefe de equipo, Hernán Amaya, y la Directora de desarrollo de Básquet Femenino, Karina Rodríguez.

Un papelón difícil de explicar que les impidió a las chicas argentinas, que viajaron con toda su ilusión a cuestas, pelear un lugar semifinales.

Comentarios