Argentina gritó fuerte en Varna. En un partidazo, derrotó a Polonia 3-2 (16-25, 25-19, 25-23, 23-25 y 16-14) y dejó sin invicto al último campeón del mundo. Este sábado, a las 11, el rival será Serbia, que superó en tie break a Francia en esta jornada.

En el inicio de partido, Polonia sacó ventaja de 5-1 en base al trabajo desde el saque y sumando por los errores argentinos y de esa misma manera estiró la diferencia a 10-3. Más tarde, Argentina movió el banco y mejoró en el volumen de juego para descontar 8-12, pero enseguida los europeos se despegaron 17-11 con mayor bloqueo y ataque.  A pesar de algunas intervenciones de Conte, Polonia manejó la diferencia y lo resolvió 25-16.

En el segundo parcial, Crer y José Luis González quedaron como titulares y después de un comienzo parejo, Polonia se despegó 11-9 hasta que logró rotar el rosarino Crer y López equilibró el marcador. Incluso, más tarde, con dos grandes intervenciones de Tomás López y errores polacos, Argentina alcanzó una diferencia de 19-14 y empató el partido 25-19 tras una nueva falla rival.

En el tercer set, Argentina continuó en buen nivel en bloqueo y defensa y así alcanzó el primer tiempo técnico 8-4. Más tarde, Polonia llegó a la igualdad en 11 lastimando con su servicio pero con un buen pasaje de González y luego que Tomás López tuviera que dejar la cancha por lesión, Argentina llegó al segundo tiempo técnico 16-14. Incluso, pasaje imparable de Poglajen en el contraataque, la Selección se escapó 21-16. Aunque Polonia sumó de contra para el 23-24, finalmente Zanotti le dio el set a la Selección 25-23.

En el cuarto capítulo, Argetina llegó al primer tiempo técnico 8-6 en un buen arranque de Poglajen, Crer y Cavanna. Después de estar abajo 11-9, dos bloqueos al hilo de los polacos hicieron que lo revierta 12-11, pero con un buen pasaje de De Cecco, Argentina logró llegar al segundo tiempo técnico 16-15. Más tarde, Zanotti fue importante y a su vez un gran contraataque como zaguero de Poglajen estiró la  diferencia a 20-17. Polonia lo empató en 20 para un desenlace parejo y en el cierre Schulz resultó clave desde el saque para llevarlo a tie brek 25-23.

Y el tie break fue para el infarto. Argentina empezó 6-3 de la mano de Zanotti, pero Polonia lo empató 7. Los europeos fueron más regulares para el 13-11, pero en un set muy polémico por los fallos arbitrajes, después de estar abajo 14-12, Argentina lo ganó 16-14 con Solé como figura en el  cierre.

Comentarios