El expresidente inglés de la Asociación del Futbol (FA), David Triesman, aseguró que su país debería ser considerado para albergar la próxima Copa del Mundo si se descubre que el equipo de la candidatura de Qatar violó las reglas de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

Según un informe del diario inglés “The Sunday Times”, el país asiático empleó una firma de relaciones públicas y ex agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), para llevar a cabo operaciones encubiertas a fin de sabotear a sus rivales.

El rotativo dice que ha tenido acceso a documentos del equipo catarí que demuestran que Doha contrató a una compañía de relaciones públicas y a ex agentes de la CIA estadounidense para que realizaran campañas de propaganda negativas sobre sus principales rivales, los Estados Unidos y Australia.

Las operaciones incluyeron, por ejemplo, reclutar a personas influyentes para que atacaran públicamente las candidaturas de sus propios países, para dar la impresión de que estas no tenían apoyo a nivel nacional -uno de los requisitos para acoger el Mundial-, explica el dominical.

“The Sunday Times” publicó anteriormente artículos que denunciaban la presunta corrupción de la candidatura de Qatar, como los sobornos supuestamente realizados por el delegado catarí ante la FIFA, Mohamed bin Hammam, quien sin embargo resultó exonerado en una investigación auspiciada por el organismo.

El periódico considera que los documentos filtrados ahora implican directamente a la candidatura catarí en operaciones irregulares.

En unas declaraciones recogidas por el rotativo, el Comité Supremo de Qatar encargado del Mundial ha negado “todas y cada una de las alegaciones” planteadas por “The Sunday Times” y recuerda que colaboró con la investigación de la FIFA y cumplió “estrictamente” con la normativa del organismo.

Comentarios