La escena es angustiante, pero también emociona. El perro que está en la pileta se llama Remus, que nada desesperado por tratar de salir del agua.

Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, no lo logra.

Smokey, su compañero, lo observa y se da cuenta de que su colega puede morir ahogado. Entonces salta a la piscina y trata de empujar a Remus que así logra apoyar sus dos patas en el borde de la pileta.

Lo empuja con el hocico y finalmente Remus sale ileso. Luego, sin mayor problema, sale Smokey, nuestro héroe sin capa.

La escena fue filmada por las cámaras de seguridad de la casa y posteriormente fue descubierta por la propietaria de los perros.

“Cuando vimos las imágenes nos sorprendimos y nuestros corazones se llenaron de alegría. Remus puede ser un cachorro loco pero tiene un corazón de oro! Mi héroe”, escribió la mujer junto a la grabación, que compartió en su cuenta de Facebook.

Comentarios