Distintas personalidades de Latinoamérica firmaron una declaración para respaldar el ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela que el régimen de Nicolás Maduro intenta evitar.

«Apoyamos el ingreso de ayuda humanitaria internacional a Venezuela
Teniendo en cuenta la grave crisis humanitaria e institucional que vive Venezuela damos nuestro expreso apoyo a la solicitud del presidente encargado Juan Guaidó para que la comunidad internacional envíe ayuda humanitaria de modo de paliar la crisis originada en la falta de alimentos, medicinas e infraestructura que sufre el pueblo venezolano», sostiene la declaración.

Y agrega que «dada la magnitud y connotaciones de tal crisis, expresamos nuestra total solidaridad con los hombres, mujeres y niños venezolanos rehenes de esta terrible situación, dentro del territorio de Venezuela y también con los millones que se vieron obligados a dejar el país. En este sentido, estamos convencidos que la catástrofe que vive Venezuela excede a los venezolanos para convertirse en una situación que afecta a toda América Latina».

Entre los firmantes figuran: la actriz venezolana Catherine Fulop; Sergio Abreu (ex canciller uruguayo), el escritor argentino Marcos Aguinis, la presidenta de la Fundación NPSGlobal, Irma Argüello; los diputadas argentinos Elisa Carrió, Waldo Wolff, Paula Oliveto y Karina Banfi; el cantautor venezolano Franco De Vita; los juristas argentinos Alejandro Fargosi, Daniel Sabsay y Eduardo Gerome; los periodistas Daniel Hadad, Jorge Lanata, Marcelo Longobardi, Eduardo Feinmann y Daniel Santoro; los ex ministros de Defensa Horacio Jaunarena y Ricardo López Murphy;  el filósofo y ensayista Santiago Kovadloff; el ex presidente de Uruguay Julio María Sanguinetti, entre otros.

Maduro anunció este jueves el cierre total de la frontera terrestre con Brasil, a dos días de que la oposición inicie el proceso para el ingreso de ayuda humanitaria internacional al país, iniciativa que el mandatario ha rechazado alegando que es un pretexto para una intervención militar.

«He decidido, en el sur de Venezuela, (que) a partir de las 20:00 horas (00:00 GMT) de este 21 de febrero queda cerrada total y absolutamente, hasta nuevo aviso, la frontera terrestre con Brasil», aseguró el dictador en una reunión con el alto mando militar en Fuerte Tiuna.

El comunicado de las distintas personalidades de Latinoamérica manifiesta «nuestro beneplácito por el reconocimiento de Juan Guaidó como legítimo presidente encargado de Venezuela por parte de más de 50 países y organismos multilaterales, situación que lo habilita a realizar tal solicitud de ayuda».

Y agrega que «celebramos la inmediata respuesta positiva al pedido de ayuda humanitaria del presidente Guaidó por parte de gobiernos e instituciones alrededor del mundo. En particular, expresamos nuestro reconocimiento a aquellos que se han unido al esfuerzo conjunto denominado Coalición Mundial por la Ayuda Humanitaria para Venezuela. También, a todas aquellas instituciones, organizaciones y personas que, abriendo sus brazos con generosidad ayudan, auxilian, reciben y desarrollan iniciativas para mejorar la situación de los venezolanos frente a esta crisis sin precedentes».

El comunicado completo:

Declaración Latinoamericanos por Venezuela

Apoyamos el ingreso de ayuda humanitaria internacional a Venezuela
Teniendo en cuenta la grave crisis humanitaria e institucional que vive Venezuela damos nuestro expreso apoyo a la solicitud del presidente encargado Juan Guaidó para que la comunidad internacional envíe ayuda humanitaria de modo de paliar la crisis originada en la falta de alimentos, medicinas e infraestructura que sufre el pueblo venezolano.

Dada la magnitud y connotaciones de tal crisis, expresamos nuestra total solidaridad con los hombres, mujeres y niños venezolanos rehenes de esta terrible situación, dentro del territorio de Venezuela y también con los millones que se vieron obligados a dejar el país. En este sentido, estamos convencidos que la catástrofe que vive Venezuela excede a los venezolanos para convertirse en una situación que afecta a toda América Latina.

En este contexto, los abajo firmantes:

1. Expresamos nuestro beneplácito por el reconocimiento de Juan Guaidó como legítimo presidente encargado de Venezuela por parte de más de 50 países y organismos multilaterales, situación que lo habilita a realizar tal solicitud de ayuda.

2. Hacemos notar que sus competencias se encuentran sustentadas jurídicamente en el artículo 233 de la Constitución Nacional Bolivariana, toda vez que el segundo mandato presidencial de Nicolás Maduro iniciado el pasado 10 de enero ha sido reconocido como carente de legitimidad por los dos únicos órganos legítimos de Venezuela: la Asamblea Nacional y el Tribunal Supremo de Justicia, en el exilio y por la comunidad internacional.

3. Celebramos la inmediata respuesta positiva al pedido de ayuda humanitaria del presidente Guaidó por parte de gobiernos e instituciones alrededor del mundo. En particular, expresamos nuestro reconocimiento a aquellos que se han unido al esfuerzo conjunto denominado Coalición Mundial por la Ayuda Humanitaria para Venezuela. También, a todas aquellas instituciones, organizaciones y personas que, abriendo sus brazos con generosidad ayudan, auxilian, reciben y desarrollan iniciativas para mejorar la situación de los venezolanos frente a esta crisis sin precedentes.

4. Consideramos que la ayuda humanitaria representa la necesidad más grande e inminente del pueblo venezolano y, por lo tanto, debe alcanzar con la mayor celeridad posible a quienes la necesitan. En este sentido, felicitamos a los cientos de miles de voluntarios venezolanos que, arriesgando su integridad física, trabajarán el día 23 de febrero y sucesivos en el corredor humanitario que, desde la ciudad fronteriza de Cúcuta, permitirá hacer llegar las donaciones a los millones de necesitados en todo el territorio de Venezuela. De igual modo, y por el bien de todos los venezolanos, hacemos votos para que la entrega se realice de modo pacífico y ordenado, sin bloqueos ni obstrucciones de ninguna índole.

5. Señalamos que la doctrina de la Responsabilidad de Proteger, aprobada por consenso en la Cumbre Mundial de las Naciones Unidas de 2005, procede y debe ser aplicada a la situación de Venezuela.

6. Tenemos presente que las necesidades del pueblo venezolano en términos de escasez de alimentos, medicinas e infraestructura, así como las violaciones a los derechos humanos, represión, encarcelamiento y muerte de opositores por parte del régimen de Maduro fueron expuestas en toda su crudeza en variados informes emitidos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Naciones Unidas, Caritas, Amnesty International y Human Rights Watch, entre otros.

7. Nos hacemos eco de tales informes y advertimos que la responsabilidad de tales violaciones se centra en el gobierno ilegítimo que hoy usurpa el poder. Condenamos la metodología de persecución a los opositores, encarcelamiento y toda otra forma de represión y restricción de libertades individuales, a la vez que exhortamos al régimen de Maduro a que libere en forma inmediata todos los presos políticos en Venezuela.

8. Desde nuestro rol de ciudadanos de América Latina, expresamos nuestro reconocimiento a los gobiernos de Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú por la denuncia presentada en septiembre de 2018 ante la Corte Penal Internacional para la investigación de crímenes de lesa humanidad y abusos a los derechos humanos perpetrados en Venezuela. Del mismo modo a los sostenidos esfuerzos de la Organización de Estados Americanos (OEA) y del Grupo de Lima para exponer la grave situación y para definir medidas que allanen el camino hacia la vuelta a la institucionalidad en el país.

9. De igual modo, instamos a los líderes de los Estados que aún apoyan al régimen ilegítimo de Maduro para que se solidaricen con el sufrimiento del pueblo venezolano y revean su posición, a la luz de la catástrofe humanitaria y de la crisis institucional que vive la nación.

10. Apoyamos la realización de elecciones libres, democráticas y con control internacional, y el surgimiento de gobernantes que puedan conducir a Venezuela hacia la recuperación de su vida institucional, económica, moral y social.

Comentarios