El sondeo fue realizado durante mayo, con un alcance nacional y muestra también una profundización de la caída en la imagen tanto del presidente Mauricio Macri como de su gestión de gobierno, en el primer caso con un diferencial negativo de 21 puntos (58,9 – 37,9), y se estira hasta 27,7 negativo para el gobierno en general (61,5 – 33,8).

Del total de encuestados, apenas el 16,2 por ciento consideró que la inflación podría comenzar a bajar a partir del segundo semestre, lo que además representa una disminución de casi 3 puntos respecto del mes de abril, cuando el 18,9 por ciento creían que el aumento de precios se iba a desacelerar.

La traducción en términos políticos es que solo la mitad de los votantes de Cambiemos, asegura que no se arrepiente de su decisión, mientras que el 31,2 por ciento se muestran arrepentidos y el 18,2 por ciento restante todavía no lo sabe. Esto representa en términos concretos, casi 3 millones 900 mil personas que hoy están insatisfechas con su decisión en 2015.

La encuesta se realizó de forma telefónica entre el 4 y el 18 de mayo, sobre un total de 1200 casos, con un nivel de confianza del 95,5 por ciento y un margen de error de +/- 2,8 por ciento.

Comentarios