A través de un proyecto de resolución presentado en la Cámara de Diputados, un grupo de legisladores opositores pidió impulsar el juicio político al Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, «por mal desempeño y eventuales delitos en el ejercicio de sus funciones».

Se refieren concretamente a dos hechos concretos: «las presiones indebidasdirigidas a forzar la renuncia del Dr. Carlos Rozanski a su cargo de juez federal» y a «la negociación con el arrepentido Leonardo Fariña para garantizar el contenido de sus declaraciones en sede judicial».

Y aclaran que «la responsabilidad del ministro surge con claridad no sólo por la jerarquía que ocupa en el Poder Ejecutivo, que lo convierte en responsable político de las conductas disvaliosas observadas, sino también -y fundamentalmente- a su intervención personal en los hechos que describiremos».

A partir de allí, se relatan los hechos en cuestión. «El 20 de octubre de 2016, el Dr. Rozanski presentó finalmente la renuncia a su cargo. Lo que corresponde que esta Cámara analice son los hechos ocurridos el día previo y que derivaron en la presentación de esa renuncia en tanto en esa secuencia se encuentran las causales de mal desempeño que atribuimos al ministro Garavano», afirma la presentación.

Y enseguida detalla que «en efecto, el 19 de octubre de 2016 el Dr. Rozanski se reunió con el Ministro Germán Garavano y con el Consejero Luis María Cabral, en una audiencia que no figura en los registros públicos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. En los audios que han trascendido públicamente puede detectarse cómo el supuesto tono cordial de la charla no oculta el claro ejercicio de una presión indebida por parte de Garavano y Cabral».

A partir de allí, se transcribe el audio de la conversación entre Garavano, Cabral y Rozanski:

-Garavano: «Yo lo que te puedo en eso garantizar es, por un lado es, obviamente el trámite rápido de aceptación de renuncia, sin ningún tipo de hostigamiento de nada, y un mensaje también del gobierno y mío de normalidad. Vamos a hacer esto con normalidad, con velocidad y con un mensaje, digamos, técnico y serio de no darle ninguna connotación o ningún valor, yo a eso me puedo comprometer».

-Rozanski: Está concedido el beneficio (de la jubilación) pero no está procololizado. Por eso yo no traje la renuncia hoy. ¿Qué querés Luisito?

-Cabral: Yo te arreglé lo de la jubilación

-Rozanski: Pero yo hablé…

-Cabral: Por favor, estoy arreglándola yo.

-Rozanski: Pero bienvenido.

El ex juez Carlos Rozanski

El ex juez Carlos Rozanski

-Cabral: Y además yo arreglaba con él (Garavano) que no salga el decreto aceptando tu renuncia para que vos cobres. Pero lo que teníamos era que ibas a traer la renuncia. Si me hubieras dicho que no la ibas a traer…

-Cabral: Paré todas las cosas en el Consejo para que no haya ningún movimiento en aquello y para parar que no haya ningún movimiento en aquello tuve que… Y alguno va a salir a decir incluso «que no le acepten la renuncia». Porque hay demasiados actores. Por eso hice esto con absoluto resguardo de confidencialidad. Y por eso hable sólo con Beinutz y con Germán (Garavano).

-Rozanski: ¿De qué estamos hablando? ¿De horas? Disculpame…

-Garavano: Puede ser hoy a la tarde, puede ser mañana.

-Garavano: Yo estuve hablando. Estoy peleando con los muchachos de la Anses.

-Rozanski: Es sencillo esto. Yo tengo que firmar una excarcelación supuestamente, que es un invento de hoy, porque se está terminando un juicio de lesa en La Plata, en el Tribunal.

-Cabral: Pero, Carlos, presentá la renuncia, no te la iban a aceptar hoy. Lo que se trataba era simplemente de que algo que habíamos quedado comprometidos se hiciera. Sino no me hubieras dicho. Yo acá la verdad es que vine personalmente porque eras vos. Porque Beinutz me dijo «Carlos quiere que vengas vos…» Bueno, está bien, voy a ir. Si ahora me decís que no la vas a presentar…

-Rozanski: Te estoy diciendo que la presento.

-Cabral: Me hubieras dicho antes.

-Rozanski: Si vos me decís, ahora, en media hora, que se procololizó (la jubilación), me voy al bar de la esquina, porque acá no hay formalidad alguna. Yo desconozco el texto…

-Cabral: Aunque no se haya protocolizado, el tema es que el trámite de la renuncia va a llevar un pedido de informes al Consejo de la Magistratura, un trámite acá y demás. Y en todo ese tiempo, el tema es que el Ministerio va a esperar que esté asegurado tu cobro, porque tu jubilación ya está, para que no te quedes colgado.

-Garavano: El trámite dura, en escenario más rápido, dura una semana más o menos. Porque se hacen todos los trámites acá del Ministerio, después le damos intervención a Legal y Técnico, eso además el paso lo tengo que dar yo, que ahora se hace todo en trámite electrónico. Yo lo que les propongo para zanjar esta situación, si vos podes (Rozanski) entre hoy y mañana acercar la renuncia nosotros le empezamos a dar el trámite interno y yo antes de enviar a presidencia la aceptación de la renuncia verificamos, hablamos por teléfono, de que este protocolizada la jubilación. Sino yo me comprometo a no mandarla a presidencia.

-Rozanski: ¿Que puede cambiar, Luis (María Cabral), que yo a la mañana a la mañana…?

-Cabral: Eso es algo ajeno a mi.

-Rozanski: No, pero vos haces el planteo de como están las cosas en el Consejo, en un cuadro que realmente me llama la atención que sea tan virulento.

-Cabral: Yo lo voy a seguir controlando.

-Rozanski: Cuando hay tanta virulencia llama la atención. Vos sos consejero. Si yo voy a la comisión…

-Cabral: Pero vos querés que yo valore si está bien o mal esa virulencia.

-Rozanski: De ningún modo.

-Cabral: Yo soy arquero pero no soy tan buen arquero. Hay cosas que paro y cosas que no.

-Rozanski: Pero después de 25 años… Si yo estoy yendo a la comisión de disciplina a entregar una respuesta al traslado de la denuncia, si previo a darle el traslado ya fijaron las testimoniales… Si voy y desde la esquina a la puerta de la comisión está mi foto, que es la que puso Lanata, acá y en la China…

-Garavano: Yo te comprendo. Para zanjar esta situación propongo que entre hoy y mañana dejes (la renuncia), y me comprometo adelante de Luis y de ustedes a hacer el trámite y hasta que no esté protocolizada no aprieto el botón -personal mío para enviarla a presidencia. Pero ya tenemos la denuncia, eso ya está en trámite y Luis ya puede decir en el Consejo que la renuncia está presentada y se está tramitando. Y en eso descomprimimos y generamos un camino de bajar las tensiones, sin ningún tipo de problemas, que genere violencia, ni tensión.

-Cabral: «¿Querés que te diga una cosa? En el consejo no saben. Quien lleva la causa, que es la doctora (Adriana) Donato, ignora tanto que esté yo hoy aquí como que él (Rozanski) vaya a presentar la renuncia».

-Garavano: Yo los tengo que dejar. Cuando me avisó Luis (María Cabral) lo incorporamos en la agenda sobre la marcha. Si te parece que lo hagamos de esa manera, vos me dejas un sobre en mi secretaria privada hoy o mañana la mañana. Yo ni bien recibo el sobre le aviso a Luis (María Cabral) y espero a que me confirmen que esta el tramite finalizado.

-Otro: Y hasta ahí mantenemos la reserva.

-Garavano: Si, si.

-Cabral: Mantenemos la reserva hasta que salga el decreto.

-Garavano: Si, si. Tal cual.

Y después concluye: «El mensaje es claro: le estaban diciendo al juez que en el Consejo de la Magistratura existía un clima violento y de presiones, de avanzar hacia la destitución sin interesar si estaba ajustado a derecho, y que esto solo cesaría frente a la presentación inmediata de su renuncia».

Leonardo Fariña

Leonardo Fariña

Después, se centra en el caso del arrepentido Leonardo Fariña quien, se subraya, reconoció haber sido partícipe de maniobras delictivas varias y en ese marco se convirtió en el elemento de prueba determinante para iniciar una serie de causas penales contra la ex presidente de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner. Procesos en los cuales invariablemente la ex mandataria fue procesada con prisión preventiva, con procesos de desafuero pendientes en la Cámara de Senadores de la Nación».

Y relata que «recientemente, la entonces abogada de Fariña, Dra. Giselle Robles, aseguró que en una reunión con el Ministro Garavano, éste le dijo personalmente a su entonces defendido que Rozanski sería removido de su cargo y apartado de la causa en la que se investigaba el delito de evasión agravada, de modo que Fariña -que estaba detenido en prisión preventiva ante el Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata, que integraba Rozanski- recuperara su libertad».

«En esa reunión, se habría direccionado la presentación de Fariña como arrepentido en distintas causas judiciales, y lo que es peor aún, el contenido de esas declaraciones a efectos de involucrar de manera directamente en hechos delictivos a la ex presidenta de la Nación», afirma el pedido de juicio político.

Más adelante, se detallan cronológicamente una serie de hechos:

«El 29 de marzo de 2016 Fariña recibió el primer mail indicándole qué debía declarar en sede judicial. Luego de esto se sucedieron otros correos anónimos en el mismo sentido, y durante los próximos meses así declararía Fariña ante el juez Sebastián Casanello».

«El 28 de abril, el Consejo de la Magistratura votó la vuelta a Comisión del expediente 54/13 contra Rozanski, por más que ya se hubiera vencido el plazo para tratar el expediente. En el Consejo se estaban generando las condiciones necesarias para lo que iba a pasar en breve».

«Por esto es que el 28 de junio, cuando se dio la reunión entre Garavano, Fariña y Robles, el Ministro les garantizó -entre otras cuestiones- que el Dr. Rozanski sería desplazado de su cargo. Pudo garantizar esto porque ya sabía lo que estaba ocurriendo simultáneamente en el Consejo».

«Mientras continuaban las declaraciones de Fariña en sede judicial, el 30 de agosto de 2016, su abogada decide renunciar a la defensa, en virtud de las maniobras irregulares que rodeaban la causa. Esto incluían mensajes a la abogada Robles para que se comunicara urgente con la Ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, quien se mostraba «muy preocupada» por la situación de Fariña y estaba «al teléfono». A esto se sumó una invitación para seguir «conversando» con las diputadas Elisa Carrió y Paula Oliveto de la Coalición Cívica.

«En septiembre, las presiones contra Rozanski ya se habían intensificado. Así fue que el 19 de octubre se dio la reunión entre el juez, el Ministro Garavano y el consejero Cabral. Al día siguiente, el 20, el Dr. Rozanski presentó su renuncia, aceptada desde el 1o de noviembre. Con la maniobra cerrada, ni Fariña ni el Gobierno tendrían que volver a preocuparse por la intervención de un juez que no era de su agrado y no les servía para la pata judicial de su aparato de persecución».

Para concluir: «De esta forma, a través de su intervención personal, el Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación logró dos cosas. Por un lado, consiguió presionar a un juez federal para que presentara su renuncia y así no interviniera en ninguna causa vinculada a un arrepentido en particular. Por otra parte, logró que ese arrepentido siguiera declarando en otra causa judicial ‘en la misma línea’ que lo venía haciendo, lo que implicaba seguir repitiendo lo que le llegaba en correos anónimos para así poder implicar a la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Firman el pedido de juicio político los diputados del Frente para la Victoria Rodolfo Tailhade, Agustín Rossi, Leopoldo Moreau, Roberto Salvarezza y Alicia Soraire.

Comentarios