“Un plan de reparación histórica, de infraestructura y desarrollo social y económico”, definió Mauricio Macri al Plan Belgrano cuando lo anunció con bombos y platillos apenas asumió la Presidencia, en diciembre de 2015. Casi tres años después, ese gran proyecto de Cambiemos brilla por su ausencia.

El programa ADN, que se emite por C5N, recorrió la zona donde tiene su sede central el plan, y la oficina es “una casilla de 80 metros cuadrados”. Además, reveló que no se ejecutó ni el 5% de las obras prometidas pero se gastaron 15 millones de pesos en vehículos ordenados por Carlos “Mono” Vignolo, el jefe del plan.

A su vez, en la frontera de la Argentina están paradas decenas de máquinas que fueron contratadas para llevar adelante las reformas, pero que finalmente no se ejecutaron porque se dejó de abonar a una de las empresas a cargo de las obras.

Macri prometió obras por 16.000.000.000 dólares, y no se avanzó casi nada. Los empleados están sin tareas, reveló ADN que recorrió el corazón de la iniciativa.

Comentarios