Los astrónomos de la NASA a través del uso de la visión ultravioleta emitida por el Telescopio Espacial Hubble, han capturado una de las vistas panorámicas más grandes del “fuego y la furia” del nacimiento estelar en el universo distante.

El campo presenta aproximadamente 15,000 galaxias, de las cuales alrededor de 12,000 forman estrellas. La visión ultravioleta de Hubble abre una nueva ventana al universo en evolución, rastreando el nacimiento de estrellas en los últimos 11 mil millones de años hasta el período de formación estelar más activo del cosmos, que ocurrió unos 3 mil millones de años después del Big Bang.

La luz ultravioleta ha sido la pieza que falta en el rompecabezas cósmico. Ahora, combinados con los datos de luz infrarroja y visible del Hubble y otros telescopios espaciales, los astrónomos han reunido uno de los retratos más completos hasta la fecha de la historia evolutiva del universo.

La imagen abarca el espacio entre las galaxias muy distantes, que solo se pueden ver en luz infrarroja, y las galaxias más cercanas, que se pueden ver a través de un amplio espectro. La luz de regiones distantes de formación de estrellas en galaxias remotas comenzó como ultra violeta.

Sin embargo, la expansión del universo ha cambiado la luz a longitudes de onda infrarrojas. Al comparar imágenes de la formación de estrellas en el universo distante y cercano, los astrónomos obtienen una mejor comprensión de cómo las galaxias cercanas crecieron a partir de pequeños cúmulos de estrellas jóvenes y calientes hace mucho tiempo.

Debido a que la atmósfera de la Tierra filtra la mayor parte de la luz ultravioleta, el Hubble puede proporcionar algunas de las observaciones ultravioletas basadas en el espacio más sensibles posibles.

Esta imagen es una porción del campo GOODS-North, que se encuentra en la constelación norteña Ursa Major. El Telescopio Espacial Hubble es un proyecto de cooperación internacional entre la NASA y la ESA (Agencia Espacial Europea).

Un meteoro iluminó el cielo de EEUU

Un meteorirto cruzó el cielo sobre el sureste de Estados Unidos viajando a unos 86.400 kilómetros por hora (53.700 millas por hora) e iluminando el firmamento sobre Alabama, dijo la NASA el viernes.

La Oficina de Ambiente de Meteoroides del Centro Marshall de Vuelo Espacial de la NASA dijo en un comunicado y en un video en Facebook que un análisis muestra que el meteorito fue avistado inicialmente la madrugada del viernes a una altitud de unos 93 kilómetros (58 millas) sobre la localidad rural de Turkeytown, a unos 129 kilómetros (80 millas) al noreste de Birmingham.

La oficina calculó que el pequeño asteroide de alrededor de 1,80 metros (6 pies) de diámetro se fragmentó a una altura de 29 kilómetros (18 millas) sobre la localidad de Oak Grove. En un momento dado, el bólido alcanzó una luminosidad 40 veces mayor a la de la Luna.

Los investigadores evalúan la posibilidad de que algunos fragmentos de la roca hayan llegado hasta el suelo.

Comentarios