¿Por qué hay que orinar después del sexo?

Después de tener sexo con nuestra pareja, lo único que deseamos es abrazarla y descansar unas horas. Sin embargo, lo primero que se debe hacer es ir al baño a orinar.

Hacer pis justo después de tener relaciones sexuales ayuda a prevenir infecciones que pueden transmitirse durante el coito a través de virus, microbios, bacterias y secreciones presentes en la zona genital y en el recto. Pueden ingresar al cuerpo y acumularse en la uretra, ocasionando una infección en la vejiga, la próstata o la vesícula seminal.

De hecho, varios estudios han demostrado que el sexo es una de las causas más comunes de infecciones urinarias en las mujeres. Esto se debería a que, a diferencia de los hombres, la eyaculación femenina no se produce a través de la uretra por lo que la única forma de expulsar cualquier bacteria que se haya introducido durante el acto sexual, es a través de la orina.

Pero no basta con ir al baño, sino que hay que hacerlo lo antes posible. Los médicos recomiendan que no deben pasar más de 45 minutos para orinar después de la penetración. Además, hacen hincapié en la importancia de usar preservativo como la manera más efectiva para protegerse de cualquier tipo infecciones, enfermedades de transmisión sexual y evitar embarazos.

Las infecciones de transmisión sexual pueden provocarse por: bacterias (gonorrea, sífilis, clamidiosis), parásitos (tricomoniasis) o virus (papiloma humano, herpes genital, VIH).

La actividad sexual cumple una función en la propagación de muchos otros agentes infecciosos, si bien es posible infectarse sin contacto sexual. Algunos ejemplos son los virus de hepatitis A, B y C, y las bacterias shigela y giardia intestinalis.

Los especialistas recuerdan que tanto hombres y mujeres deben mantener una buena higiene en las zonas íntimas antes y después de la actividad sexual, además de tomar todas las precauciones para minimizar los riesgos de contagio o infecciones.

Comentarios