Se viene un fuerte golpe al ego de los usuarios de Twitter: la compañía anunció este miércoles que recortará la cantidad de seguidores, pero no de manera arbitraria sino en base a las cuentas bloqueadas por la empresa.

“El contador de seguidores deben ser significativos y precisos. Eliminaremos las cuentas bloqueadas del contador de seguidores (sic)”, anunciaron de manera escueta (con español cuestionable) desde la red social del pajarito.

Twitter bloquea las cuentas en las que se detectan “cambios repentinos” en su comportamiento, y a partir de ahora éstas dejarán de aparecer entre los seguidores de los demás usuarios.

“La mayoría de las personas verán un cambio de cuatro seguidores o menos; otros con conteos de seguidores más grandes pueden experimentar una caída más significativa”, explicaron desde la red social.

La cantidad de seguidores representa la influencia que puede tener un usuario en Twitter, lo que no es poco en personalidades como Donald Trump, que además de ser el presidente de los Estados Unidos es un tuitero consumado.

Comentarios