El Centro de Estudios Distributivos (Cedlas) de la Universidad de La Plata estimó que para poder bajar la pobreza en 10 puntos porcentuales, es necesario que en los seis próximos años se produzca un crecimiento sostenido de la economía del 3% anual. La proyección surge de un estudio que fue presentado ayer en Ushuaia durante el XXXIII Seminario de Presupuesto Público organizado por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Pública (ASAP).

El trabajo tuvo como eje el índice de pobreza presentado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) el mes pasado, que dio cuenta que al cierre del segundo semestre de 2018 el indicador trepó hasta el 32% de la población económicamente activa. Para realizar la estimación se utilizó la metodología con que se maneja actualmente la oficina estadística, según precisó la ASAP.

El economista Leonardo Gasparini, fundador y director del Cedlas, dijo que si bien el 32% del segundo semestre del año pasado es un número alto, está lejos de los índices de la hiperinflación de 1989, que hubiese dado un porcentaje de 57,8% con la medición actual, o el estallido de 2001, donde se ubicaría en 66,2%. No obstante, Gasparini expresó su preocupación por la consolidación de la pobreza dentro del país. “Hay un dato preocupante, que es la confirmación de un diagnóstico estructural de pobreza, que es similar a los que se ven desde hace 40 años, y que no se puede bajar del 20%”, dijo.

El economista advirtió también que el proceso desarrollado en la Argentina se muestra a contramano del resto de Latinoamérica, donde se observó una baja del 71,8% a 55,3% desde los años 80 a la actualidad.

De acuerdo con el estudio, el crecimiento económico es más efectivo para reducir la pobreza que la redistribución de la riqueza. Para ello, compararon el crecimiento del PBI per cápita nacional con el resto de la región. En la Argentina, fue del 0,7 puntos del PBI por año desde 1974 a la actualidad. Si el crecimiento hubiese estado en línea con el resto de la región (52%), la pobreza debería rondar el 14%.

El estudio realizó un análisis de perspectivas de reducción de la pobreza, donde llegaron a la conclusión de que bajar 10 puntos porcentuales requeriría un escenario de crecimiento al 3% durante los próximos seis años, mientras que bajar a un dígito demandaría por lo menos 20 años de constancia en materia económica.

Comentarios