Cloudflare acaba de lanzar su propio servicio de DNS, para usuarios de todo el mundo, que promete acelerar la conexión a Internet y ayudar a mantenerla más privada.

El servicio está usando https://1.1.1.1, y no es una broma, sino un resolvedor de DNS que cualquiera puede usar.

Cloudflare afirma que será «el servicio de DNS de consumo más rápido y de mayor privacidad de Internet».

Mientras que OpenDNS y los DNS de Google dominan a nivel global, Cloudflare se está centrando en gran medida en el aspecto de la privacidad de su propio servicio de DNS con la promesa de borrar todos los registros de las consultas DNS en 24 horas.

Los proveedores de servicios de DNS suelen proporcionar servicios de Internet para resolver un nombre de dominio como Google.com en una dirección IP real que los enrutadores y conmutadores comprendan. Es una parte esencial de Internet, pero los servidores DNS proporcionados por los ISP suelen ser lentos y poco fiables. Los ISP o cualquier red Wi-Fi a la que se conecte también pueden utilizar servidores DNS para identificar todos los sitios visitados, lo que presenta problemas de privacidad. El DNS también jugó un papel importante en ayudar a los ciudadanos turcos a evitar una prohibición de Twitter.

A todo esto, ¿qué son las DNS?

Todos los dispositivos que se conectan a Internet reciben un identificador único llamado dirección IP conformado por números y puntos (por ejemplo, 168.222.2.65). Por otro lado, todas las páginas web alojadas en algún servidor también cuentan con su propia dirección IP.

El problema es que para el usuario es difícil recordar cada combinación de números de la dirección IP de una web. Aquí es en donde entra en juego lo que se conoce como dirección URL.

El servicio DNS identifica la URL que el usuario tipea en el navegador, como por ejemplo mi_página_web.com, y la traduce en la dirección IP correspondiente para que la navegación se dirija al lugar específico en el que se encuentra alojada la página en cuestión.

Cuando se contrata un proveedor de Internet, éste proporciona su propio servicio de DNS, pero suele ser lento y poco privado, ya que implica que el proveedor conoce las páginas webs que visitas, al tener que traducirlas.

Es por eso que mucha gente usa un servicio DNS público más rápido y (en teoría) más privado, como el de Google (DNS 8.8.8.8), u OpenDNS (208.67.222.222).

La novedad es que Cloudflare está estrenando el servicio DNS 1.1.1.1, más rápido y más privado que los de la competencia.

Según el gráfico compartido por la compañía, su DNS tiene un tiempo de respuesta medio de 13 ms, mientras que las DNS de Google tardan 33 ms, y las de OpenDNS, 20 ms:

Los usuarios que deseen darle una probadita a lo que dice Cloudflare deberán cambiar manualmente las direcciones DNS en sus dispositivos.

Para IPv4: 1.1.1.1 y 1.0.0.1
Para IPv6: 2606:4700:4700::1111 y 2606:4700:4700::1001

Windows: Configuración > Red e Internet > Wi-Fi > Administrar redes conocidas > Propiedades > Editar configuración IP > cambiar “Automático (DHCP)” por “Manual” > Añadir DNS.

Ubuntu: Ajustes > Red > Clic en el icono del engranaje > Clic en IPv4 o IPv6 > Cambiar “Automático” por “Apagado” > Añadir DNS.

Android: Configuración > Wi-Fi > elegir una red > Modificar red > Opciones avanzadas > Cambiar “Ajustes IP” a “Estática” y añadir DNS.

macOS: Preferencias del sistema > Red > elegir una red > Avanzado > DNS > Añadir DNS.

iPhone: Ajustes > Wi-Fi > elegir una red > Configurar DNS > Manual > Servidores DNS > Añadir DNS.

Comentarios