El juez federal Daniel Rafecas procesó este martes al detenido ex ministro de Planificación Federal del kirchnerismo, Julio De Vido, y al ex secretario de Energía, Daniel Cameron, por supuestas «negociaciones incompatibles con la función pública», por haber favorecido a la constructora Odebrecht en la adjudicación de dos contratos para la ampliación de dos gasoductos, según el fallo al que accedió Télam.

La causa investiga irregularidades en el “Plan de Ampliación de Gasoductos 2006-2008”, una mega obra que alcanzó a la totalidad de los gasoductos que atraviesan el país, presupuestada inicialmente en más de 2.300 millones de dólares y que estuvo a cargo exclusivo de Odebrecht.

Según Rafecas, se dio por probado que «De Vido creó el marco normativo necesario para que, desde la Secretaría de Energía, en negociación con Odebrecht, se procediera al llamado a una “licitación privada” que en lugar de hacerse a través de las empresas privadas licenciatarias TGN y TGS, como se hiciera hasta ese momento, se realizó a través de la empresa de firma mixta Cammesa, que fue quien finalmente le adjudicó, en un proceso sospechado, el negocio a Odebrecht».

Comentarios