“El castigador es una bikini que crea tanto morbo que parece como un castigo hasta que tenés sexo”, había dicho Catherine Fulop en “Intrusos”.

Sus palabras generaron tanta sorpresa en el público que desde hace unos días el “castigador sexual” es el juguete íntimo de moda. Las consultas y búsquedas para adquirir esta prenda se dispararon pero pocos saben realmente de qué se trata. Aquí, una breve explicación.

Según contó la modelo y actriz venezolana, se trata de una suerte de bikini que sirve para encender la pasión en la pareja. “Es una bikini que tiene tiras largas de ambos lados. Cuando te la ponés vas cruzando las tiras alrededor de todo tu cuerpo”, explicó Cathy que también confesó haberse implantado un chip sexual.

Pero volviendo a la vestimenta hot, Fulop describió que lleva esa prenda debajo de la ropa durante la cena previa a una noche de pasión con su pareja Ova Sabatiini.

“Después de ponérmelo me cubro con ropa, pero le aviso que llevo puesto el castigador, para que sepa que a la noche va a haber bailecito y se vaya haciendo los ratones desde tempranito”.

También en el ciclo de Andy Kusnetzoff, Catherine se refirió al tema y dio algo más de detalles sobre el modo de utilizarlo: “Es una tirita que va para atrás para adelante… y quedás toda amatambrada, te vas a cenar te ponés un saquito arriba y en una parte de la noche le dices a tu pareja que estás con el castigador, entonces estás toda la cena con ese jueguito de seducción”.

La prenda se puede adquirir por internet y su valor va desde los $230 hasta los $500. Los precios varían según el color y el tipo de tela del “castigador” y cuenta también con la discreción del envío a domicilio.

Comentarios