La inflación no se desacelerará en los próximos meses debido a la “falta de un plan integral” para coordinar las expectativas y al impulso que tomaron las paritarias. Así lo señaló un informe difundido ayer por la consultora Ecolatina, quien asegura que el costo laboral será aún mayor que el del aumento del costo de vida. “Incluso en el escenario en el que las presiones cambiarias logren ser domadas por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), no esperamos que se observe durante los próximos meses una significativa desaceleración de la inflación”, indicó la consultora.

En ese sentido, señaló: “si bien controlar el mercado cambiario reduce la probabilidad de una nueva aceleración en el avance de los precios, no es condición suficiente para que la inflación se encuentre en un nivel significativamente más bajo”.

Esto se debe, según Ecolatina, a que por el momento no se percibe la existencia de un plan integral que logre coordinar expectativas. “Por caso, en las últimas semanas comenzó a tomar fuerza el visto bueno del gobierno en relación al ajuste trimestral de las paritarias, siendo incluso el costo laboral un driver más importante que el dólar a la hora de analizar el proceso inflacionario y al que no se le suele dar tanta importancia”, dijo.

Y agregó: “el acortamiento de la vigencia de las paritarias constituye un intento de proteger los ingresos reales de los trabajadores en un contexto de inflación elevada e incierta y frenar la caída del consumo de cara a las elecciones”, observó.

Asimismo, la consultora advirtió que la mayor nominalidad que provoca esta dinámica, así como la incorporación de cierto grado de indexación (en lugar de las cláusulas de renegociación generalizadas en las paritarias pasadas) puede ser nociva en lo que se refiere al proceso inflacionario. Ecolatina remarcó: “en la medida que los márgenes de las empresas no se achiquen, el aumento en la estructura de costos de las mismas será trasladado a los precios de sus productos. En un contexto como el actual, en el cual la inercia que posee la inflación es elevada, la incorporación de un esquema de paritarias que propague rápidamente la misma puede contrarrestar -parcial o totalmente- el efecto positivo de la política cambiaria”.

El análisis aseguró que “en los meses que faltan para las elecciones, los incrementos salariales pueden no ser suficientes para apuntalar el consumo”. (Télam)

Comentarios