Con el fin de reconocer el compromiso cívico de vecinos y rescatistas de Famaillá, El vicegobernador, a cargo del Poder Ejecutivo, Osvaldo Jaldo, recibió a la intendente, Patricia Lizárraga; el presidente del Club Atlético San Martín, Roberto Sagra; rescatistas municipales y al vecino, Miguel Ángel Giménez, que en un acto heroico se arrojó al río Colorado en pleno temporal para salvar a cuatro niños que quedaron atrapados en el agua junto a sus padres tras una crecida.

Durante el encuentro, el Vicegobernador se comprometió con destinar fondos para sumar nuevo equipamiento al grupo de rescate de Famaillá; en tanto que junto a Sagra, facilitarán que Miguel Ángel pueda acceder a un trabajo estable.

Jaldo explicó: “El Gobierno de la Provincia agradece el gesto heroico que tuvo Miguel como el equipo de rescatistas de Famaillá. Esta gran actitud permitió salvar la vida de una familia completa”.

El Vicegobernador manifestó que se ayudará a “Miguel, que tiene una familia. Nos ponemos a su disposición para saber cómo podemos ayudarlo. Al margen de ser un susto – por el riesgo que corrió la familia- es una buena noticia. No tuvimos que lamentar ninguna víctima fatal”, contó.

Lizárraga manifestó su satisfacción por el reconocimiento otorgado por la Provincia a los rescatistas coordinados por Ariel Dip; y a un joven de Famaillá que colaboraron para salvar vidas. La Intendente destacó que el Municipio capacita permanentemente a sus trabajadores para que puedan cumplir con las labores de emergencia.

Reconocimiento al hincha

Como Miguel es simpatizante del ‘Santo’, el Gobierno provincial convocó a Roberto Sangra, presidente del Club. El dirigente destacó ‘la actitud y coraje’ de los rescatistas como del joven simpatizante de San Martín. Contó, además, que en reconocimiento al compromiso ciudadano, el Club entregó a los rescatistas, equipamiento deportivo y entradas para los partidos, a la vez que Miguel, que se encontraba desempleado, podrá acceder al trabajo en la Legislatura, en la institución deportiva o en una empresa.

Tras salvar a cuatro pequeños, accederá al trabajo

Miguel Ángel contó que al momento de arribar al puente, buscó ayuda de los automovilistas para atar una soga y poder descender con el fin de rescatar a los niños que se encontraban en peligro. El famaillense agradeció el gesto del Gobierno y del club San Martín: “Me darán un trabajo. Hace muchos años que busco empleo estable para mantener a mi familia. Corto el pasto, soy ayudante de albañil, plomero y pintor. Hago muchas cosas para cuidar a mis hijos”.

Comentarios