Los equipos socorristas rescataron este martes a otros dos niños entre los atrapados en la cueva Tham Luang en el norte de Tailandia, llevando el total a diez desde que comenzara la operación el domingo. Aún quedan otros tres menores y su entrenador bajo tierra.

La agencia Reuters citó a un funcionario que participar en el operativo, mientras que la cadena CNN sumó el testimonio de un oficial de la marina Tailandesa, para confirmar el primer rescate del día anunciado en un principio por el periódico local Khaosod.

Poco después se reportó que un segundo menor había también emergido de la cueva. Ambos fueron sacados en camilla, como dicta el protocolo, y estaban siendo trasladados por aire al hospital de Chiang Rai, donde ya fueron llevados sus ocho compañeros rescatados hasta el momento.

No se conoce al momento su identidad ni tampoco su estado de salud. Las autoridades ya habían adelantado, sin embargo, que los más fuertes saldrían primero.

Aún quedan otros dos niños y su entrenador de fútbol atrapados en complejo subterráneo, aunque se esperaba que todos fueran evacuados en el transcurso del día.

En total, 12 niños de entre 11 y 16 años y su instructor de 25 años, todos miembros del equipo de fútbol infantil Mu Pa (“Jabalíes salvajes”) se extraviaron en un extenso complejo en el norte de Tailandia el 23 de junio debido a las intensas lluvias de la temporada del Monzón, que inundó parcialmente la cueva mientras ellos estaban explorando su interior.

Inmediatamente fueron provistos de víveres y artículos de primera necesidad mientras se planeaba su rescate, que finalmente comenzó este domingo con un arriesgado operativo que involucraba el aprendizaje de técnicas de buceo por parte de los niños para luego atravesar el difícil camino.

El grupo estuvo desaparecido durante una semana, sin alimento, en la oscuridad y el frío, hasta que buzos tácticos lograron dar con ellos luego de atravesar casi tres kilómetros de recovecos y canales sumergidos.

Comentarios