Las aguas del río Tigre, en la zona del Delta, tomaron un color rojizo, cuyas causas comenzaron a ser investigadas por el Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS).

Las principales hipótesis pasaban por la presencia de microalgas, en lo que se conoce como una “marea roja”, o el vertido de elementos contaminantes por parte de un establecimiento industrial de la zona, siendo esa última posibilidad la que cuenta con mayor consenso.

El tono del río causó preocupación entre los vecinos de Tigre, lo que incluye la población isleña.

El intendente local, Julio Zamora, dio cuenta de la situación en su cuenta de la red social Facebook, al señalar que desde la madrugada del sábado “se registró una situación anormal en las aguas del río Tigre, observándose la modificación en el color habitual de sus aguas”. 

“Debido a esto, el Municipio de Tigre elevó oportunamente un petitorio al OPDS para que realice los controles correspondientes y pueda determinar las causas específicas que han provocado este suceso”, explicó el jefe comunal.

Zamora señaló además que “la situación en el río se normalizó y un equipo del organismo extrajo muestras para realizar las investigaciones pertinentes para desentrañar las causas del fenómeno”.

Por otro lado, ante la situación anormal, las autoridades de la comuna recomendaron no exponerse a las aguas de la primera sección que fueron expuestas a esa situación.

Comentarios