La presidenta del Senado ruso, Valentina Matviyenko, se reunió hoy en Moscú con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, a quien le prometió que el Kremlin hará «todo lo posible» para evitar una invasión estadounidense al país caribeño.

«Nos preocupa en gran medida que Estados Unidos pueda realizar cualquier provocación para que se derrame sangre y encontrar así una excusa y un motivo para intervenir en Venezuela. Pero nosotros haremos todo lo posible para que esto no ocurra», aseguró Matviyenko.

La dirigente rusa condenó el apoyo estadounidense al líder antichavista y presidente interino proclamado por la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó.

En este sentido, consideró que lo ocurrido es «una burda violación del derecho internacional y de los estatutos» de las Naciones Unidas (ONU) para «derrocar ilegalemente al actual presidente» de Venezuela, Nicolás Maduro.

«Todo se suma a las amenazas de intervención militar. Rusia hizo todo lo posible y lo seguirá haciendo en un futuro para impedir tal evolución de los acontecimientos», puntualizó la legisladora rusa.

Esta semana, Estados Unidos y Rusia volvieron a chocar en el Consejo de Seguridad de la ONU por la crisis política venezolana.

Rusia y China vetaron un proyecto de resolución de Estados Unidos que había conseguido la mayoría de los votos, mientras que el texto propuesto por Moscú tampoco logró apoyo.

El gobierno del presidente ruso, Vladimir Putin, es uno de los principales aliados internacionales de Maduro y desde que la crisis política venezolana escaló con la designación de Guaidó no ha dudado en apoyarlo política, militar y económicamente.

En el marco de esta alianza, la vicepresidenta venezolana, Rodríguez viajó a Moscú.

«Rusia tiene todo lo que necesita Venezuela. Por su parte, Venezuela puede dar el petróleo que necesita Rusia», afirmó Rodriguez tras su reunión con el canciller ruso, Sergei Lavrov, el viernes pasado.

Hace tiempo que Rusia compra petróleo a Venezuela, pero ante el crecimiento de la deuda venezolana con Moscú, sus exportaciones de crudo no representan un ingreso de divisas sino cancelaciones de deuda.

No está claro si Rusia está dispuesta a cambiar esta dinámica comercial o al menos otorgar nuevos préstamos al gobierno de Maduro para paliar los efectos de las sanciones que Estados Unidos impuso a la petrolera estatal Pdvsa, el corazón de la economía venezolana.

Comentarios