El amor puede llegar cuando menos uno lo espera. A veces surge con un flechazo a primera vista y una mirada puede ser el inicio de todo. Una chica de Salta parece conocer del tema: la joven se subió a un colectivo de la empresa Transversal y quedó anonadada por la belleza del conductor.

Lo miró durante todo el viaje y antes de bajarse en la parada que le correspondía, le obsequió un particular regalo: la pasajera se quitó bombacha y la dejó en el primer asiento. Inmediatamente, la historia se viralizó en las redes sociales.

Comentarios