El equipo Santo no pudo ganar en la Ciudadela y los hinchas comienzan a perder la paciencia. Tras el 1 a 1 con Quilmes en La Ciudadela, se produjeron algunos focos de incidentes entre los mismos hinchas dentro y fuera del estadio.

San Martín pudo tener el balón en  gran parte de la primera parte, además, encontró la ventaja gracias un gol en contra de Tobías Albarracín, tras un centro de Walter Busse, a los 12 minutos de iniciado el partido para que el conjunto dirigido por Diego Cagna se ponga arriba 1-0 en el marcador.

Casi en el final de la primera parte, el arquero Ignacio Arce cometió un penal que el árbitro Pablo Echavarría no dudó en sentenciar. Así, Miguel Caneo aprovechó y desde los doce pasos marcó gol el y estampó el 1-1 que sería definitivo en el cierre del primer tiempo.

En el complemento, el Santo volvió a recuperar algo de protagonismo, aunque no pasó sobresaltos, tampoco mostró su mejor versión y así el arco le quedó lejos. El equipo de Cagna tuvo oportunidades de poner el resultado a su favor, pero la ineficacia y la nula generación de juego impidieron al Santo salir de la igualdad.

Estos malos rendimientos del conjunto, ponen impacientes y de mal humor a los hinchas cirujas, esto queda evidenciado en un video publicado en Twitter donde se ve a los simpatizantes discutiendo en la platea alta. También hubo incidentes afuera del estadio.

 

Comentarios