River venció hoy 2-1 a San Martín en el estadio Monumental, por la vigésima fecha de la Superliga Argentina de Fútbol. El Santo tucumano está cada vez más comprometido en su lucha por la permanencia en Primera División.

Juan Fernando Quintero y Matías Suárez marcaron para el vencedor, y Ramiro Costa descontó sobre el final para la visita.

Marcelo Gallardo perdió rápidamente a Milton Casco, quien duró tan solo 13 segundos en el campo, los que tardó en sufrir la fractura de su clavícula derecha. Más tarde, Ignacio Fernández y Quintero salieron con problemas musculares.

San Martín inició el partido ilusionado, porque a los 2 minutos tuvo la primera chance con un cabezazo de Rodrigo Moreira que se fue cerca del palo izquierdo. Pero luego lo mejor fue del dueño de casa.

Sin brillar, pero gracias a la jerarquía individual de sus futbolistas, el millonario fue merodeando el gol hasta conseguirlo.

A los 20, Quintero ejecutó un tiro libre que se devió en la barrera y se fue pegado al ángulo superior izquierdo.

Ocho minutos más tarde, Gonzalo Lamardo regaló una pelota increíble dentro del área y Fernández fusiló a Jorge Carranza, pero el arquero desvió el disparo a puro reflejo.

Pero Quintero siempre regala algo diferente. A los 31 le puso la pelota en el pecho a Lucas Pratto, el “Oso” la bajó, la aguantó de espaldas y se la devolvió al colombiano para que abriera el marcador con un preciso zurdazo que ingresó junto al poste derecho.

River podría haberlo liquidado en el inicio del segundo tiempo, pero a los 4 minutos Moreira llegó a desviar con lo justo al córner un remate de Quintero desde la línea del área chica.

Parecía que el conjunto de Nuñez podía llegar a hacer todos los goles que se propusiera, pero bajó el ritmo ante un rival totalmente inexpresivo. Recién a los 22 el recientemente ingresado Suárez se lo perdió en el área chica, por una nueva gran atajada de Carranza.

A los 29 lo perdieron consecutivamente Suárez y Rafael Santos Borré. Ninguno pudo ante un Carranza que engrandecía cada vez más su figura.

Los de Gallardo necesitaban liquidar el partido y lo lograron a los 38, luego de una serie de despejes cortos y rebotes en el área, porque Suárez pudo enviar la pelota al fondo de la red.

Costa le puso suspenso al final porque descontó a los 43, pero el Ciruja no pudo lograr más que esa pequeña ilusión.

En la próxima fecha, River recibirá a Newell’s Old Boys y San Martín jugará en su casa frente a Lanús.

Comentarios