San Martín estuvo cerca de una nueva derrota; en la última jugada del partido empató 1-1 con Estudiantes de San Luis.

El juego por la fecha 15 de la B Nacional terminó luego de más de 90 minutos en los que el «Santo» no encontró respuestas, de manera emocionante.

Al Santo le costó desde el principio. Malas salidas en el fondo y sin ideas en el medio, hicieron que la visita aprovechara la ocasión para abrir la cuenta antes de los 15 minutos, en una de las primeras jugadas del partido.

Santiago Aguirre cambió por gol una de las tantas confusiones defensivas del «Santo» y le hizo el partido cuesta arriba al anfitrión de la tarde. El equipo de Rubén Forestello sintió el golpe, pero ni así pudo cambiar.

Sin un generador de fútbol claro, San Martín resistió como pudo atrás y tuvo el arco rival lejos, tanto que casi no se registraron chances de gol durante todo el primer tiempo.

La historia no cambió demasiado en el complemento. Sin embargo, y como una especie de ayuda divina para los de La Ciudadela, el goleador Aguirre vio la roja y dejó a su equipo con desventaja numérica, preocupado ya en únicamente sostener el 1-0.

Al «Santo» le costó horrores sacar provecho de su hombre de más y el resultado no se habría modificado jamás si en la última jugada de partido no aparecía Claudio Bieler.

«El Taca» la mandó adentro a los 94 minutos y desató el grito agónico para un 1-1 que, al fin de cuentas, resultó inolvidable. El 9 «salvó las papas», pero San Martín deberá replantearse todo en la semana si pretende ser un equipo que de pelea hasta el final del torneo.

Comentarios