Puro pesimismo, pura mala onda. La noticia dominante del sitio oficial de Sarmiento de Resistencia, antes de la hazaña frente a Racing en la Copa Argentina, destilaba mal humor. El texto criticaba a la Copa Argentina , a la Academia y destacaba las contingencias que debía atravesar el plantel. Hace unos días, el Departamento de Prensa de la entidad chaqueña se hacía eco del malestar del cuerpo técnico:

“La cada vez más deficitaria Copa Argentina, tanto en la parte organizativa, como en la económica, ahora le suma un nuevo punto en contra. El plantel de Sarmiento deberá viajar a Buenos Aires en micro para enfrentar el jueves 17 de mayo a Racing Club , por los 32avos de final, en el Estadio de Lanús.

“No solo que el encuentro se juega cuando quiere Racing, sino que ahora debemos viajar en colectivo, cuando en estas instancias siempre se viajaba en avión. Nos hacen viajar mil kilómetros, ellos están a un par de cuadras, y encima se juega en una fecha que a nosotros nos perjudica porque vamos a llegar al partido con casi cuatro semanas sin competencia oficial”, detallaron integrantes del cuerpo técnico de Sarmiento.

ADEMÁS

Identificado con los colores rojo y amarillo a rayas, fue el primer club de la capital chaqueña y de la Provincia de Chaco. De ahí su apodo de “Decano del Fútbol Chaqueño”

Finalmente, el plantel “Decano” partió desde Resistencia el martes por la noche, para quedar alojado en un hotel de Capital Federal el miércoles por la mañana, y el plantel conducido por Raúl Valdez quedó a la espera de un partido en Banfield que terminaría convirtiéndose en el más importante en la historia centenaria del club, fundado el 25 de septiembre de 1910. No fue fácil, porque este encuentro estaba en principio pactado para después del Mundial de Rusia 2018 y hubo que reunir a las apuradas a los jugadores, con las piernas endurecidas debido a la inactividad. Sin embargo, un conjunto que milita en el Torneo Federal “A” fue capaz de tumbar a un grande del fútbol argentino.

Comentarios