Diego Schwartzman, duodécimo del mundo, se clasificó por primera vez a cuartos de Roland Garros tras remontar dos sets y derrotar al sudafricano Kevin Anderson (7º) por 1-6, 2-6, 7-5, 7-6 (7-0) y 6-2.

El Peque Schwartzman, con 33 centímetros menos de altura que su rival sudafricano (2 metros y tres centímetros), vio no obstante cómo un fulgurante inicio de Anderson le puso dos sets en contra en poco más de 1 hora.

Intratable desde el fondo de la pista y en las subidas la red, Anderson sólo concedió un juego en la primera manga.

La segunda siguió un esquema parecido, y fue en la tercera donde se pudo ver al Schwartzman que hasta estas alturas del torneo había perdido menos juegos que Rafa Nadal (21 por 24).

Con 4-5 en contra, el argentino rompió con brillantez el servicio del sudafricano para disputar dos juegos más, que se apuntó a su favor.

En una disputada cuarta manga, el argentino también rompió el servicio de su rival cuando perdía 4-5 con un juego en blanco a su favor, y finalmente se llevó en blanco el tie-break.

Eso le dio ánimos para adjudicarse la manga definitiva aprovechando la mayor fatiga del sudafricano de 32 años luego de casi cuatro horas de partido.

A Anderson, que había perdido en 9 de sus 11 presencias en octavos de un Grand Slam, no le fueron mejor las cosas en esta ocasión ante un rival argentino, luego de que se quedase a las puertas del título en Acapulco ante Juan Martín Del Potro.

Precisamente la Torre de Tandil queda como el otro tenista latinoamericano en los cuadros masculino y femenino con opciones de levantar la Copa de los Mosqueteros.

Schwartzman está ya por primera vez en los cuartos de final del torneo parisino, igualando además su mejor actuación en un Grand Slam, con los cuartos de final en el pasado Abierto de Estado Unidos, que se mantienen como su techo en un grande.

El próximo rival de Schwartzman será el número 1 del mundo Rafa Nadal, que venció en sets corridos al alemán Maximilian Marterer.

Comentarios