Lo que debía ser una excursión memorable un grupo de turistas en Egipto terminó en tragedia cuando el globo aerostático en el que viajaban cayó hoy cerca de la ciudad de Luxor. Un turista sudafricano murió y otras 12 personas resultaron heridas, confirmó un alto funcionario del Ministerio de Sanidad. Dos de los turistas heridos son argentinos.

Las causas de la caída del globo, que llevaba unas 20 personas a bordo, todavía se desconocen. Se trata del segundo accidente de este tipo en esta ciudad del sur del país en cinco años.

El globo se desvió de su ruta hacia una zona desértica debido al fuerte viento. A 450 metros el piloto perdió el control y tuvo que aterrizar de emergencia. Finalmente el globo chocó contra el suelo al oeste de la ciudad histórica, informaron fuentes de aviación civil.

Como consecuencia del impacto, murió uno de los turistas que viajaban en el globo, no está claro aún si era un sudafricano o un estadounidense. Además, otros 12 pasajeros de distintas nacionalidades resultaron heridos.

Entre ellos hay un argentino, según confirmaron desde la agencia de noticias local MENA. Se llama Víctor Mateos, tiene 52 años y se rompió algunas vértebras lumbares. Está internado, al igual que el resto de los heridos, en el hospital internacional de Luxor y desde la agencia señalaron que su pronóstico es bueno. Medios locales también reportaron que otra argentina, Liliana Griado, de 30 años, también sufrió contusiones en la espalda. Entre los otros heridos hay españoles, franceses y sudafricanos.

Según fuentes de los miembros de seguridad, el fallecido era sudafricano y una periodista de la BBC también indicó que el hombre procedía de Sudáfrica. Sin embargo, el periódico estatal “Al Ahran” señaló que la víctima era estadounidense y que los heridos procedían de diferentes países. El funcionario del ministerio de Sanidad, Sharif Wadie, encargado de los servicios de emergencia y quien ofició de vocero, no pudo precisar el estado de los heridos o sus nacionalidades.

Otro funcionario egipcio precisó que el globo había despegado poco antes del alba, alcanzando 450 metros de altura sobre la ciudad. El servicio meteorológico había alertado sobre fuertes vientos en el curso del Nilo, pero sobre todo en el delta y el norte de Egipto.

En el pasado reciente se produjeron otros accidentes fatales con globos turísticos en la zona: el más grave ocurrió en 2013, cuando murieron 19 extranjeros al incendiarse un aparato. En 2016, luego de que 22 turistas chinos resultaran heridos en otro incidente, los vuelos aerostáticos fueron suspendidos temporalmente. Cuando se retomaron, las excursiones comenzaron a ser controladas con videocámaras y sus vuelos no pueden superar los 2.000 metros de altura.

El accidente de hoy se produjo cuando el gobierno trata de atraer nuevamente a los turistas tras años de inestabilidad política e inseguridad en Egipto. El turismo es un sector clave en la economía del país.

Comentarios