Personal de la Dirección General de Investigaciones de la Policía de Tucumán llevó a cabo este lunes por la tarde una serie de allanamientos simultáneos en diferentes puntos del centro de la capital tucumana con el objetivo de desbaratar la venta de celulares robados. Se secuestraron más de 500 dispositivos electrónicos.

En total se realizaron ocho medidas de allanamiento. Tres de esas medidas fueron en comercios ubicados en calle Salta 200, que se dedicaban a la venta de aparatos telefónicos de dudosa procedencia.

IMG-20190624-WA0133

Otro de los operativos se desarrolló en Avenida Roca 800, en un local donde se realizaba desbloqueo de celulares IPhone que serían robados. Además, hubo allanamientos en calle Charcas, en la zona de la ex Terminal de Colectivos.

El Jefe de la Dirección, comisario inspector, Jorge Dib, informó que las medidas fueron ordenadas por Diego López Ávila, titular de la Fiscalía Especializada en Robos y Hurtos de la I Nominación.

Se llevaron adelante allanamientos relacionados con distintas causas tipificadas como hurtos, robos y robos agravados en los que las víctimas fueron despojadas de sus teléfonos celulares y también de otros dispositivos electrónicos como tablets y notebooks, detalló Dib.

allanamientos celulares robados

El Comisario señaló que además de los teléfonos se secuestraron elementos que son utilizados para desbloquear móviles que fueron inhabilitados para su uso, como es el caso de los celulares denunciados como robados y para clonar dispositivos.

Recomendaciones

Cuando al comprar un teléfono este esté bloqueado, debemos saber que es señal de que es de dudosa procedencia, por eso siempre hay que comprar en locales autorizados, explicó Dib.

Comentarios