La inflación rondará el 3% en la medición de julio. La pobreza, a su vez, puede subir al 30%, admite el Gobierno nacional, por efecto de la suba de precios y de la devaluación del peso respecto del dólar. Este escenario ha sido expuesto por el gobernador, Juan Manzur, en una reunión con empresarios, en la que explicó los motivos que llevan a Tucumán a rechazar el recorte de gastos en 2019 y a pedir al sector privado que sostenga el empleo.

El mandatario admitió que la crisis cambiaria impactará en los índices de actividad económica, pero destacó que la Provincia mantendrá regularidad en el pago de los salarios, con el fin de mitigar en el comercio los efectos del freno económico del país.

1- Empleos

El empleo público se mantiene estable, según el Gobierno tucumano, con una dotación estimada en 105.000 agentes incluyendo a los trabajadores municipales y de comunas rurales. De acuerdo con el reporte del Ministerio de Trabajo de la Nación, en el sector privado se registraron 176.100 empleados hasta mayo, casi 3.700 puestos más en la comparación respecto de igual mes del año pasado. Al primer trimestre de este año, la tasa de desempleo en el principal aglomerado provincial fue del 7%.

2- Gasto público

Los datos de la Contaduría General de la provincia indican que, en la primera mitad del año, el Poder Ejecutivo ha consumido menos de la mitad del Presupuesto vigente. Según el diagnóstico oficial, el total de gastos del período enero a junio pasado fue de $ 38.429 millones, es decir, un 45,6% del total de erogaciones previstas para todo el ejercicio. El saldo presupuestario para la segunda mitad del año fue calculado por el área del Ministerio de Economía en $ 45.753 millones.

3- Ingresos

Respeto del nivel de ingresos de la provincia, la cartera económica reportó un total de $ 41.525 millones para la primera parte de este año. Si se compara con el nivel de erogaciones, puede inferirse que el primer semestre del año cerró con un superávit cercano a los $ 3.000 millones (la diferencia entre los ingresos menos los gastos totales del período). Asimismo, la Contaduría General de la Provincia tiene previsto que el saldo presupuestario será de unos $ 42.657 para lo que resta del año.

4- Deuda pública

La deuda pública consolidada de Tucumán, al 31 de junio pasado, fue de $ 10.775 millones, según se desprende del informe del Ministerio de Economía. Cerca de $ 1.060 millones de ese total son compromisos exigibles a un año de plazo. El 95,8% del total del pasivo provincial corresponde a obligaciones contraídas con el Gobierno nacional. Respecto del perfil del endeudamiento, el gobernador Juan Manzur ha remarcado que Tucumán no tiene una elevada exposición frente a los vaivenes económicos y financieros, ya que la deuda pública no está dolarizada. Eso permite, por caso, mantener a la coparticipación que recibe Tucumán libre de afectación financiera.

5- Inflación

El Índice de Precios al Consumidor de Tucumán fue más elevado que el promedio nacional al primer semestre del año. De acuerdo con los datos elaborados por la Dirección de Estadística de Tucumán, la inflación acumuló un 18,2% entre enero y junio pasado. En los próximos días se difundirá el resultado que corresponde a julio y que, probablemente, esté en línea con el cálculo nacional (en torno del 3%).

6- Pobreza

Uno de los datos más sensibles para cualquier gestión es el de la evolución de la pobreza y de la indigencia. En Tucumán se descuenta que, a raíz de la escalada inflacionaria y de la devaluación de la moneda, el primer semestre cerrará con un incremento del indicador. Hasta fines de 2017, la pobreza afectó al 21,8% de los habitantes del Gran Tucumán-Tafí Viejo (192.531 personas, según el Indec). Por su parte, la indigencia golpeó al 3,1% de las personas que residen en el principal aglomerado urbano, es decir, 27.000 casos. El Instituto Nacional de Estadística y Censos tiene previsto difundir su reporte de pobreza el 27 de septiembre próximo.

Comentarios