El director del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Jorge Todesca, sostuvo ayer que “si la inflación baja, la pobreza va a bajar”, y consideró que la suba de precios “se mete por todos los rincones de nuestras vidas y afecta a los mas vulnerables”. “Al haber aumentado la tasa de inflación, los ingresos han quedado atrasados y ese atraso se refleja en el aumento de la tasa de pobreza. La clave para que la pobreza por ingresos tenga un mejor resultado es que baje la inflación. Cuando la inflación baja el indicador va a mejorar”, indicó Todesca.

El jueves pasado, el Indec publicó la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que registró que en el segundo semestre de 2018 la pobreza alcanzó al 32%.

“En la medida que el programa del Gobierno nacional impulse la inflación a la baja, vamos a ver mejores resultados. Este un indicador muy importante desde el punto de vista de llevar de manera muy sensible y próxima lo que nos está pasando a los argentinos, lo cual se traduce en no llegar a comprar los alimentos que compraba, pero si la inflación baja la pobreza va a bajar”, agregó. Respecto de la tasa de desempleo, que en el último cuatrimestre del año pasado alcanzó al 9,1%, Todesca relacionó su incremento con la inflación, como también a las altas tasas de interés para el financiamiento. “La inflación se mete por todos los rincones de nuestras vidas y afecta a los más vulnerables. El problema con la inflación es que retrae el consumo y eso se convierte en recesión y da lugar, en algunos casos, a suspensiones y cierres de empresas, y esa es la explicación del aumento del desempleo”, afirmó Todesca.

Comentarios