Sigue la complicación para los comercios de la 24 de septiembre

65
La tragedia alteró la actividad comercial en la zona. Sobre la acera del ex Paravicini sólo están abiertos una farmacia y un hotel. En la cuadra del frente, atienden al público dos bares y una heladería. Pocas mesas están ocupadas. El resto de los negocios permanece cerrado.

Los pasajeros que llegan al hotel deben descender sobre 25 de Mayo. Hasta allí llega el personal para ocuparse del equipaje. “Es muy difícil trabajar así, es un contratiempo para todo”, explicó un empleado, quien pidió mantener en reserva su nombre.

“Tenía noticias de que un edificio se había derrumbado, pero no sabía que el hotel al que venía quedaba a pocos metros. Me da tristeza por las víctimas”, contó Ezequiel, quien llegó ayer por la tarde, junto con su familia, desde Buenos Aires.

El bar El Molino estuvo cerrado desde la noche del miércoles, cuando ocurrió la tragedia, hasta la mañana del sábado, cuando volvió a abrir sus puertas. Darío Cosentino, encargado del establecimiento, estaba allí cuando se produjo el trágico derrumbe.

“Pensé que era un temblor. Fue un golpe fortísimo que movió el piso. La gente corría, desesperada, para todos lados. Los Bomberos llegaron y comenzaron a buscar entre los escombros. Nosotros colaboramos con la distribución de agua. Estuve hasta que retiraron a la última víctima fatal”, explicó. “No observé nada raro en la construcción en los días previos. Sí vi el trabajo que estaban realizando los albañiles, pero no sé si el edificio dio señales de que iba a caerse”, relató.

Fuente: http://www.tucumanalas7.com.ar/policiales/2018/5/28/sigue-complicacion-para-comercios-septiembre-173063.html

Comentarios