Los reacomodamientos internos en el peronismo tucumano no se detuvieron tras las elecciones del 9 de junio. Por el contrario, parecen haberse afianzado. En especial, en aquellos sectores ligados al senador José Alperovich.

Anoche, un centenar de dirigentes que en los comicios provinciales fueron candidatos o trabajaron para la postulación a gobernador de Alperovich se reunieron con el vicegobernador, Osvaldo Jaldo; y con los ministros de Gobierno, Regino Amado; y de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin.

Las «cabezas» más notorias de ese traspaso fueron el ex intendente de Yerba Buena, Daniel Toledo; el ex legislador Juan Siviardo Gutiérrez; los ex concejales Alejandro Sangenis, Luis Marcuzzi y José Ramos; el ex funcionario de la Anses Gastón Robles; y el dirigente Claudio Moratta, entre otros

«Nos reunirnos con compañeros de toda la provincia, que siempre militarían dentro del peronismo y que por algún motivo participaron de las elecciones por otro espacio político. Pero el 9 de junio ya pasó y estamos pensando en agosto y en octubre, y junto al gobernador, les abrimos los brazos a todos los compañeros, que nos quieran acompañar y seguramente vamos a trabajar de la mejor manera posible, para que Alberto y Cristina recuperen el gobierno nacional. Ya que vemos que las políticas actuales sigan siendo para unos pocos y no para el pueblo», lanzó Jaldo.

Comentarios