Los trabajadores del transporte público de pasajeros paralizaron el servicio de colectivos en reclamo de sus sueldos: el jueves venció el plazo para cobrar sus haberes de junio y ninguna firma depositó los fondos.

La Unión Tranviarios Automotor (UTA), el gremio que representa a los choferes, decidió que desde los primeros minutos de hoy no haya servicio en las 70 líneas de la provincia.

“El paro se extenderá durante todo el sábado. El reclamo es porque hay demoras en el pago de los salarios”, explicó César González, secretario general de UTA.

“Desde la UTA decimos basta al atropello del que resultamos objeto, lucharemos por nuestro derecho a un salario digno y a no perder lo conseguido”, agregó.

ARCHIVO LA GACETA

Los miembros del sindicato explicaron que la medida de fuerza se levantará cuando se abonen los salarios. Si los empresarios no pagan, el paro podría extenderse.

Los empresarios de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) explicaron que aguardaban el pago de subsidios nacionales y provinciales, pero proponían depositar el 70% de los salarios, para poder comprar gasoil.

“La situación es insostenible. El jueves vencía el plazo para que abonen el mes de junio”, añadió el sindicalista.

Comentarios