Sin acuerdo en las reuniones que empresarios mantuvieron con dirigentes gremiales, UTA inició la medida de fuerza anunciada la semana pasada. Piden que se les paguen el último mes de trabajo adeudado.

Esta situación ya había sido advertida desde AETAT, desde donde aseguraron que sin una ajuste tarifario del servicio no iban a poder cumplir con los compromisos salariales, por eso pidieron un boleto de $15,98 y desde ya aseguran que, los $11,70 que propuso la Municipalidad capitalina serán insuficiente para mantener la rentabilidad de la actividad que viene con un desfasaje de cinco años.

El debate está trabado en el Concejo Deliberante. Los concejales de la Comisión de Transporte pidieron más datos técnicos al municipios para poder avanzar en el dictamen y acceder al pedido empresarial. Pero la puja política entre el oficialismo y la oposición demora la resolución.

Comentarios