Un joven inmigrante de Mali se convirtió en un héroe en París tras salvar a un niño pequeño que colgaba de un balcón en la cuarta planta de un edificio.

Grabaciones de video muestran cómo el joven de 22 años trepó el sábado pasado con una increíble velocidad de un balcón a otro por la fachada hasta alcanzar al niño, que se aferraba al borde en la parte exterior del edificio.

El presidente francés, Emmanuel Macron, recibió hoy en el Elíseo al protagonista de la hazaña, Mamoudou Gassama, a quien la prensa ya ha apodado “el Spiderman del XVIII”, en alusión al héroe de cómic y el barrio en el que se produjeron los hechos, el Distrito 18 de París.

Las primeras investigaciones apuntan a que el niño estaba solo en casa y al parecer trepó por la barandilla del balcón.

“Escuché a la gente gritar. Me acerqué corriendo a ver qué podía hacer. Llegaba hasta el primer balcón así que trepé así de uno a otro; gracias a dios lo pude salvar”, declaró Gassama, que no tiene permiso de residencia en Francia y que iba de camino a ver la final de la Liga de Campeones de fútbol.

“Adoro a los niños, no hubiera querido que le pasara nada estando yo presente”, señaló a la emisora BFMTV.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, le agradeció en Twitter por su acción y aseguró que el ayuntamiento lo ayudará a que pueda establecerse en Francia.

También el portavoz del Gobierno, Benjamin Griveaux, sugirió en Twitter que las autoridades lo ayudarán a conseguir los papeles. De hecho recibirá la nacionalidad.

“Este acto de inmensa valentía, fiel a los valores de solidaridad de la República, debería abrirle las puertas de nuestra comunidad nacional”, escribió.

Multa

El padre del niño en cambio se enfrenta a hasta dos años de cárcel y 30.000 euros de multa por inclumplimiento de sus deberes tutelares.

La oposición criticó a Macron por su defensa de Gassama a la vez que lleva adelante una dura política con los inmigrantes. “Al mismo tiempo la Policía de Macron seguirá persiguiendo a sus hermanos en desgracia y acosando a los que los ayudan por solidaridad”, señaló en Twitter la senadora ecologista Esther Benbassa.

Qué dijo Macron

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, recibió como a un héroe a Mamoudou Gassama, el maliense indocumentado que salvó la vida de un niño de cuatro años en París tras trepar cuatro pisos y al que hoy se le prometió la concesión de la nacionalidad.

Bautizado como “Spiderman” en la prensa francesa, Gassama tardó el sábado apenas medio minuto en subir por la fachada del edificio y llegar hasta el pequeño, que se había quedado colgado de un balcón y suspendido en el vacío.

Nacionalidad francesa

La Presidencia francesa informó a continuación de que el joven, de 22 años, tendrá la nacionalidad francesa y formará parte del servicio cívico de los bomberos de la capital.

Gassama acapara la actualidad nacional desde que el sábado salió al rescate de ese niño sin más ayuda que la fuerza de sus brazos, poco antes de las 20.00 hora local (18.00 GMT).

“No pensé en nada, subí directamente”, le contó hoy el joven a Macron, que le concedió también una medalla y un certificado de “valentía y entrega”, y le aseguró que todos sus papeles se van a regularizar.

Comentarios