La calificadora internacional Standard & Poor´s decidió colocar bajo “revisión especial negativa” la nota de la deuda argentina de largo y corto plazo. La agencia justificó la decisión debido a los “riesgos de implementación de las medidas de ajuste económico”.

La determinación de Standard & Poor´s ocurre en medio de una volatilidad financiera que arrastró a una suba del dólar del 35,5% en agosto. “Estamos colocando nuestra calificación de B+ a la deuda soberana de largo plazo y B a la de corto plazo bajo vigilancia con implicaciones negativas”, señaló S&P.

Analistas del circuito financiero advirtieron en los últimos días sobre una falta de confianza del mercado en la Argentina, motivo por el cual indicaron que la demanda de la divisa norteamericana se intensificó. Por lo pronto este viernes, la presión sobre el “billete verde” cedió y la venta de la divisa en la city porteña cerró en $ 38.

“El compromiso de la administración de Mauricio Macri para estabilizar la economía argentina mediante difíciles medidas de austeridad, incluyendo su decisión de entrar en un acuerdo ´stand by´ por US$ 50.000 millones con el FMI en junio de este año, debe ayudar a sostener la confianza de los inversores y mantener el acceso del Gobierno a los mercados de capital para fondear sus grandes déficits fiscales”, indicó la calificadora.

Sin embargo, advirtió que “la reciente presión sobre la moneda argentina podría amenazar la implementación efectiva de las medidas de ajuste económico, en ausencia de pasos adicionales para impulsar la confianza de los inversionistas”.

La agencia destacó que el presidente Mauricio Macri buscó “estabilizar la economía a través de difíciles medidas de austeridad”, incluyendo un préstamo de 50.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Comentarios