El luchador estadounidense Tywan Claxton protagonizó uno de los nocauts más brutales del 2017 con el que venció a su compatriota Jonny Bonilla-Bowman en su debut dentro del Bellator 186.

«Speedy», de 24 años y 1,72 metros hizo su primera aparición en la categoría pluma de la empresa de MMA fundada en 2008 por Bjorn Rebne. El combate sólo duro 90 segundos, el mismo tiempo que tardó en recuperar la conciencia el peleador derrotado.

Nadie se hubiera imaginado que en su primera pelea iba a conseguir uno de los mejores nocauts del año. El contador marcaba 1:20 del primer asalto cuando Claxton se elevó y, en el aire, tomó la cabeza de «John Wayne» con las dos manos e impactó su rostro con un rodillazo.

Inmediatamente James Chappell, juez del combate, interfirió entre los luchadores y dio por finalizado el enfrentamiento. El joven de 24 años corrió hacia su sector del octágono para celebrar trepándose a la jaula. Del otro lado, Bonilla-Bowman tardó cerca de dos minutos en recomponerse y regresar a su rincón. Además, tuvo que ser asistido al momento de dejar el ring.

El oriundo de Fort Lauderdale comenzó su carrera profesional con el pie derecho, mientras que en su camino como amateur consiguió siete victorias en la misma cantidad de peleas disputadas.

Comentarios