La llamada tan ansiada llegó puntual apenas pasadas las 10. A esa hora, el presidente norteamericano Donald Trump y su par argentino Mauricio Macri conversaron unos diez minutos con el trasfondo de la estampida del dólar y el acuerdo con el FMI como motivos centrales de preocupación del Gobierno.

El contacto entre ambos había sido anticipado por el empresario Cristiano Ratazzi el viernes luego de la reunión que sostuvieron varios de los principales hombres de negocios del país con el Presidente en la quinta de Olivos.

En aquella reunión, y mientras el dólar no detenía su marcha ascendente, Macri les anticipó a los empresarios que hablaría con Trump, en momentos en que el Gobierno negocia con el FMI los términos del préstamo stand-by que recibiría el país, y que le permitiría salir del «sofocón financiero» en el que se encuentra desde hace dos semanas.

Comentarios