Un adolescente australiano se enfrenta a cargos criminales después de haber hackeado la red informática de Apple y haber robado 90 gigas de datos de sus clientes. El joven, que vive en Melbourne, estuvo entrando en la red de la compañía y descargando sus archivos a lo largo de un año.

El abogado del muchacho, cuya identidad no ha sido revelada al tratarse de un menor de edad, asegura que el joven actuó de esta manera “por amor a la compañía”. Y es que al parecer, el adolescente era fan de Apple y soñaba con poder trabajar algún día para ellos.

Como prueba de este amor, este precoz pirata informático desarrolló múltiples puertas traseras y sistemas de bypass para evitar ser detectado y poder acceder a los archivos y datos de clientes de la compañía.

Fue gracias a una operativo policial en la casa de sus padres cuando se encontraron los archivos robados en su computadora. Lo curioso del hecho fue que estaban guardados en una carpeta con un nombre que no dejaba lugar a dudas: “hackear hackear hackear”.

Desde Apple aseguraron que los datos de sus clientes no fueron violados. (Foto: AFP/ Josh Edelson)

La policía australiana también se apropió de 2 computadoras portátiles, un teléfono móvil y un disco rígido con información del joven.

El adolescente se declaró culpable de los cargos y está a la espera de la sentencia, que se dictará el mes de septiembre.

Apple asegura que los datos de los clientes no se vieron comprometidos. En declaraciones a Reuters, un portavoz de la compañía explica que el personal de seguridad de la información “descubrió el acceso no autorizado, lo contuvo y denunció el incidente a la policía”.

Queremos asegurar a nuestros clientes que en ningún momento durante este incidente se vieron comprometidos sus datos personales”, aseguran desde Apple.

Esta no es la primera vez que Apple es objeto de deseo de los piratas informáticos. El caso más conocido tuvo lugar en 2014 cuando unos piratas informáticos accedieron a numerosas cuentas de iCloud de celebridades y les robaron fotos privadas a través de una campaña de phishing.

Más recientemente, el grupo de piratas informáticos Turkish Crime Family amenazó con borrar los datos de millones de cuentas de iCloud si Apple no les pagaba 75.000 dólares en criptomonedas.

Comentarios