Unos 100 pasajeros que viajaban en un crucero de la empresa Carnival por el Caribe vivieron horas de pesadilla cuando una tubería se rompió y empezó a brotar el agua que inundó un pasillo y unos 50 camarotes.

La nave había zarpado de Nueva Orleans el domingo pasado, con una ruta por las aguas caribeñas de siete días. El incidente se desató en la cubierta 9. Se había quebrado el sistema de extinción de incendios, lo cual produjo el estallido de la tubería, informó la empresa naviera.

A partir de allí, comenzaron horas de terror para los pasajeros.

“Nos estamos inundando en un crucero, escuchamos el derrumbe de la cubertería y los violines. Qué demonios… digan una plegaria por todos nosotros”, escribió en su perfil de Facebook Marla DeAnn Haase.

En un comunicado, la portavoz de Carnival Annemarie Mathews explicó que el agua fue secada en seis horas por el personal del crucero. También tuvieron que cambiar la alfombra.

Según Mathews, los pasajeros afectados recibieron reembolso total además de descuento para un crucero en el futuro.

El buque tuvo que regresar al puerto de Nueva Orleáns.

Comentarios