La tensión en un tranquilo domingo creció en la Comisaría de Tafí Viejo por un intento de motín producido luego de que un preso se lastimara a sí mismo.

“La situación fue contenida a tiempo y no pasó a mayores tras activar el protocolo requerido en estos casos”, informó el Jefe de la Unidad Regional Norte René Soria.

Según fuentes oficiales, el hecho ocurrió tras la visita de familiares a los internos, que se realiza hasta las 11 de la mañana. En ese momento, uno de los detenidos se cosió la boca con alambre y rompió azulejos de uno de los baños para autoflagelarse. Al herirse, la sangre alcanzó a otros prisioneros, lo que desencadenó enfrentamientos en los que incluso intentaron prender fuego colchones.

“Se trata de un interno problemático que reiteradamente provoca situaciones violentas en el lugar y que no tiene buena relación con el resto de los reos”, detalló Soria. Según las primeras averiguaciones, el recluso exigía ser trasladado a la Comisaría de Delfín Gallo para permanecer más cerca de sus familiares, quienes simultáneamente se manifestaban afuera de la dependencia policial.

“La situación fue contenida a tiempo gracias a que la policía de la jurisdicción actuó rápidamente y contó con la colaboración de Infantería de las Unidades Regionales Norte y Capital, del Grupo CERO, de Bomberos Voluntarios y de personal del 107”, informó el Comisario de Tafí Viejo Gustavo Beltrán.

El preso herido fue trasladado a un centro asistencial de salud y se dio inmediata intervención a la Fiscalía en lo Criminal I° para que se dé lugar a las actuaciones correspondientes.

Comentarios