Angelo Calcaterra se puso a disposición del juzgado de Claudio Bonadio y confirmó que entregó dinero que se le exigía para la campaña de 2013 y 2015, momento en que la empresa Iecsa estuvo a punto de fundirse por su situación económica.

Calcaterra le explicó a Bonadio que los pagos fueron tal como aparecen consignados en los cuadernos de Oscar Centeno, aunque aseguró que los montos fueron menores.

El ex dueño de Iecsa, que fue parte del holding de la familia de Macri, se presentó de forma sorpresiva en Tribunales, en tanto que Sánchez Caballero se sumó a la lista de los que declararán como “arrepentidos”.

De manera sorpresiva, el primo del Presidente se presentó en los Tribunales de Comodoro Py para declarar ante Bonadio como imputado.

Con Macri en la política, Calcaterra quedó como dueño de la empresa Iecsa, que pertenecía al holding familiar hasta que fue vendida en marzo de 2017 a Marcelo Mindlin. Al frente de las operaciones se encontraba Javier Sánchez Caballero, actualmente detenido acusado de haber pagado coimas a ex funcionarios nacionales. y que se acogería a la figura del “arrepentido”.

La presentación de Calcaterra fue voluntaria y está en calidad de imputado en la causa.

Comentarios