Cerca de las 4:00 de la mañana, un fuerte temporal azotó a toda la provincia y principalmente el centro de Tucumán. Las intensas precipitaciones, de alrededor de 70 milímetros, anegaron barrios del sur de la capital tucumana y produjeron voladuras de techos en casos aislados. No hay personas evacuadas ni aisladas.

Las principales zonas afectadas por anegamientos, según el Comité de Emergencia, son las que se sitúan hacia el sur de la avenida Roca, en San Miguel de Tucumán, y en el municipio de Las Talitas, donde cayó casi 80 milímetros de agua, informó el director de Defensa Civil de la Provincia, Fernando Torres.

A raíz de la intensa caída de agua se anegaron los túneles de calles Córdoba y Mendoza, que permanecerán cerrados al tránsito durante tres horas en el transcurso de la mañana.

Por otro lado, la central de Defensa Civil de la Provincia registró reclamos en el 103 de calles Catamarca al 700, Juramento al 1100; avenida Ejercito del Norte y Bolivia; y Sargento Cabral y Ecuador, por voladuras de techos, consecuencia de las intensas ráfagas.

EDET informó que en la zona de la Capital se cortó el suministro de energía eléctrica en los barrios Echeverría, Modelo, Obispo Piedrabuena, parte de villa 9 de Julio, La Costanera y Villa Nueva Italia. También, al norte de la provincia en San Pedro de Colalao, Hualinchay.

Por la tarde del lunes, ya se habían registrado intensas ráfagas de viento al norte de la provincia, en la zona de Trancas, que provocaron la caída de árboles. El Sistema Meteorológico Nacional mantiene su alerta para la provincia, con la llegada de un frente frío desde el sur que genera lluvias y tormentas de variada intensidad.

Está previsto que las precipitaciones continúen durante la mañana de este martes 18. Algunas de estas tormentas podrán ser fuertes o severas y, en algunos casos, con fuerte actividad eléctrica, abundante caída de agua en cortos períodos, intensas ráfagas y caída de granizo. Las condiciones podrían a mejorar a partir de esta tarde.