Dora Ruarte, una mujer sanjuanina de 71 años, usaba velas para iluminar su casa ya que no podía pagar la luz. Sin embargo, la estrategia le jugó una mala pasada: se le incendió la casa.

La estructura del inmueble, que era de adobe, se prendió fuego a causa de una de las velas que ella creyó haber apagado.

La anciana perdió todo, según detalló el portal Diario Uno.

“He perdido todo, hasta los documentos y los papeles de cobro y tengo que hacer todo de vuelta”, expresó.

Comentarios