La sudafricana Demi-Leigh Nel-Peters, de 22 años, se convirtió en la nueva Miss Universo, tras vencer en la final de este concurso de belleza celebrado esta noche en Las Vegas (EEUU). El segundo puesto fue para la colombiana Laura González y el tercero para la jamaiquina Davina Bennet.

Esta es la segunda vez en la historia del certamen que una sudafricana logra la anhelada corona. La primera fue en 1978.

Perfil de la ganadora

Nel-Peters nació el 28 de junio de 1995 en Sedgefield. Estudio administración de empresas en la Universidad North West y está comprometida con el desarrollo de un programa para autodefensa de mujeres en varias situaciones.

De acuerdo con información de missuniverse.com, la principal motivación de Demi es su media hermana, de diez años, que tiene discapacidad.

Además de sus estudios de administración, la joven ha trabajado como modelo.

Tras su elección como Miss Sudáfrica, el pasado marzo, Nel-Peters ofreció una entrevista en la que dijo que en su tiempo libre le gusta realizar caminatas en el parque con sus perros yorkies Benji y Baxter, así como participar en carreras. También comentó que le gusta la lectura.

Acerca del mensaje que le gustaría transmitir señaló que sería “nada es imposible”. “Tú vales, tú importas y eres capaz de más de lo que podrías soñar, todo lo que tienes que hacer es intentarlo”.

Enya, Adele y Taylor Swift fueron mencionadas como sus cantantes favoritas, aunque también dijo disfrutar de la música clásica y, en especial, de Beethoven.

Nel-Peters devuelve la corona de Miss Universo a Sudáfrica, algo que no ocurría desde que Margaret Gardiner ganó en 1978.

Comentarios